Iglesia de San Juan Bautista
VER EN PANORáMICA

 

Construida a mano, sin tecnología ni mecanización de ningún tipo, constituye el fiel testimonio de la habilidad de los labrantes (canteros) locales y del empeño de un pueblo que vio erigir su templo de oración.

 

El templo comienza a construirse el 19 de marzo de 1909, festividad de San José, abriéndose al culto en 1917. Sin embargo, las tareas arquitectónicas se prolongaron hasta casi setenta años después. Así, en 1962 se empezó a levantar la torre campanario en el extremo sureste, quedando terminada en 1977. El estilo elegido fue el neogótico ya que permitía hacer grandes alardes ornamentales con la piedra, elaborados por los labrantes aruquenses, oficio tradicional del municipio. La presencia altiva de las cuatro torres, le dan a la iglesia una sensación de grandiosidad, características de las edificaciones de este estilo, de ahí, que popularmente se la conozca como la “Catedral de Arucas”.

 

El interior de la Iglesia de San Juan Bautista resulta envolvente y misterioso, tanto por la esbeltez de las líneas arquitectónicas como por los efectos lumínicos de las vidrieras, colocadas entre 1916 y 1928 y realizadas por la casa francesa Maumejean et Freres.

 

En su interior destaca la talla del Cristo Yacente, obra del escultor aruquense Manolo Ramos (1898-1971), realizada en madera en 1940, destaca por el tratamiento del desnudo, y por el poder expresivo de su cabeza, que muestra al autor como gran conocedor de la anatomía humana.

 

Horario: todos los días 9:00 a 12:30 horas y 16:30 a 18:00 horas.

Tlfn: 928 605 622