Información general

Entorno natural

 

El fenómeno natural más relevante lo constituye el volcán de Arucas (Montaña de Arucas), cuyas emisiones cubrieron hace 300.000 años un tercio del municipio. Sus coladas se extendieron desde el cráter, situado a 412 metros de altura, hacia el litoral, haciendo retroceder al mar y creando pequeños cabos, como el de la Punta de Camello, cerca de El Puertillo. Un acontecimiento que originó a su vez la formación de una potente zona sedimentaria de gran interés agrícola: La Vega de Arucas. 

El municipio de Arucas aún ofrece la posibilidad de contemplar algunos rincones que conservan parte de su antigua belleza natural como son el Barranco de Los Palmitos y el Lomo de Riquiánez. El palmeral de Los Palmitos, que da nombre al barranco, convierte este lugar en un rincón ciertamente atractivo, en el que destaca la esbelta silueta de nuestra palmera canaria. 

En el borde oriental del municipio se encuentra el Lomo de Riquiánez que formó parte del antiguo Bosque de Doramas. Asimismo, constituyó posiblemente una excelente atalaya de observación y defensa para la población aborigen antes de la Conquista. 

Por otro lado, la costa de Arucas ocupa una posición central en el litoral norte de Gran Canaria. Su trazado es sinuoso y recortado, con una longitud aproximada de 14 Km. Se encuentra seccionada por la desembocadura de varios barrancos. Esta franja litoral presenta, hasta la cota de los 100 metros sobre el mar, una fisonomía de plataforma levantada que le confiere un carácter predominantemente acantilado.